La incultura ya no se vive con vergüenza

Hay quien dice que hay un gran plan organizado a nivel mundial, por seres desquiciados, corruptos, drogados de ambición y de locura. Que quieren gestar las bases para que la dominación se expanda de manera incontenible y cada vez más fácil. Por eso intentan que la población sea lo más ignorante posible.

Yo no creo en esas conspiraciones paranoicas. Pero estoy segura de que cada uno de nosotros puede hacer algo por si mismo y por la comunidad, usando cada día de su vida su conciencia, leyendo libros que le ayuden a vivir mejor, viendo programas de televisión (que los hay, aunque pocos) donde se divulgue el conocimiento, la investigación, la mejor calidad de vida, y transmitiendo a su familia y entorno que hagan lo mismo.

Recordemos que cada uno de nosotros puede hacer lo que sabiamente decía Krishnamurti: “La revolución fundamental es revolucionarse.”

Y por último, no pregones con la palabra, lo mejor es el ejemplo.

La foto de encabezamiento (Madrid, noviembre de 1937) nos muestra a locutores de la Compañía de Altavoces del Frente, aprovechando el tiempo libre para enseñar a leer y escribir a soldados analfabetos. En la pared se puede leer: “La incultura va unida al fascismo, la República hace que sus pueblos sean cultos… ¡¡Leed!!”. “Con el fusil conseguiremos el triunfo. Con el libro consolidaremos la victoria.” 

Las dos viñetas son sólo algunas de las muchas dedicadas a la lectura, por el genial humorista gráfico español Antonio Fraguas “Forges”. En la fotografía inferior vemos a un joven lector que busca un instante de normalidad entre los restos de una librería destrozada tras un bombardeo sobre la ciudad de Londres, durante la Segunda Guerra Mundial.

A continuación, Jesús Quintero “El loco de la colina” en un comentario muy acertado.

Publicado por BlogTrujaman

Desconfío de aquellos autores, músicos, escritores que, escribiendo ficción, dicen no escribir sobre su propia vida. Al escribir, uno se va enredando en sus propios recuerdos y aparecen entremezclados en la obra. Es muy difícil que todo lo que cuentas le pase sólo a tus personajes. Detalles, pequeños gestos, lugares, contaminan lo que sale de tus manos y no puedes separarte de tus propias experiencias. A mí también me suele pasar. Por eso, en un momento dado, decidí escribir directamente sobre lo pensado y vivido en este planeta, en este viaje. O tal vez, el miedo a desaparecer sin dejar rastro, hizo que me decidiera a abrir la caja de mis recuerdos para contar sin filtro, instantes de un tiempo que no volverá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: