VadeReto (octubre)

VadeReto, ¿Jugamos a Inventar Historias? En el blog “Acervo de letras” de Jose Ant. Sánchez, encontré este juego que me encantó. Y lo que me gustó, además de la invitación a escribir, es que las reglas no existen: no hay cantidad máxima de palabras, ni plazos que cumplir, ni palabras que hay que incluir forzosamente, ni ná. Sólo un tema cada mes que puedes desarrollar como más te guste. Así que uniendo mi carácter muchas veces anárquico, a la diversión que me provoca escribir, me pongo manos a la obra a ver qué sale. Como dice J.M. “Besos, Abrazos, Carantoñas y Achuchones Múltiples para Todos y Todas”.

https://jascnet.wordpress.com/2021/10/01/vadereto-octubre-2021/

Un ratito más

.- Un ratito más, pensó sin abrir los ojos. Disfrutar del domingo temprano cuando el reloj no suena, los niños aún duermen y Esteban a su lado, la toca muy suavemente, como entre sueños.

Un ratito más escapando de la rutina, sin tener que conducir por la autopista, esa que no le gusta porque está llena de coches tan apurados como ella, después de haber llevado a los niños a la escuela y sentir los abrazos cálidos y mimosos de Patxi y el beso cariñoso pero distante de Karmele. ¡Cada vez se hace mayor más rápido, la adolescencia que nos llega!

Aún recuerda su carita rosada siempre sonriente, siempre alegre y hermosa. Una vez más, tuvo la sensación de no agradecer lo suficiente la vida que tenía el privilegio de gozar.

Su madre siempre se lo decía: .- Todo pasa muy rápido y cuando te quieres acordar, te duele la cadera y las piernas no te responden. Anoche debían haber bebido de más, porque las piernas, como en un mal sueño, le dolían bastante.

Pensó en darse un buen baño en su flamante bañera, con sales de romero para relajar el cuerpo y música clásica, mientras la casa aún durmiera. Media taza de aceite de almendras, 1 cucharada de miel, media taza de jabón de Marsella y una cucharada de sales de romero. La fórmula se la había pasado Txarito, su amiga del alma. Tenía que llamarla para encontrarse en la semana y comer juntas en el centro, tal vez en ese nuevo restaurante tan coqueto, cerca de la oficina.

El aroma del pan recién hecho le llegó desde la cocina. María estaría preparando el desayuno y planeando la comida del mediodía, cuando llegaran sus padres y su hermano con su familia y comieran todos juntos en la mesa del jardín.

Hoy estaba anunciado un día espléndido y los niños podrían correr y jugar mientras ellos charlarían felices y planearían la fiesta de Navidad.

Los golpes en el estómago la despertaron totalmente, su perro Txakurra se había subido a la cama.

Abrió los ojos que no quería abrir. El vigilante le golpeaba con saña para que se levantara. El suelo frío y duro había agarrotado su cuerpo de tal forma que ni sentía la sangre que corría por sus piernas. Las violaciones y torturas la habían destrozado por dentro y por fuera.

Sólo quería morir… sólo morir.

Publicado por BlogTrujaman

Desconfío de aquellos autores, músicos, escritores que, escribiendo ficción, dicen no escribir sobre su propia vida. Al escribir, uno se va enredando en sus propios recuerdos y aparecen entremezclados en la obra. Es muy difícil que todo lo que cuentas le pase sólo a tus personajes. Detalles, pequeños gestos, lugares, contaminan lo que sale de tus manos y no puedes separarte de tus propias experiencias. A mí también me suele pasar. Por eso, en un momento dado, decidí escribir directamente sobre lo pensado y vivido en este planeta, en este viaje. O tal vez, el miedo a desaparecer sin dejar rastro, hizo que me decidiera a abrir la caja de mis recuerdos para contar sin filtro, instantes de un tiempo que no volverá.

10 comentarios sobre “VadeReto (octubre)

  1. Uff, Marlen, ¡qué final!
    Impactante, inésperado, explosivo… ¡Tremendo! 😨😱😍😍😍
    Además, da para muchas interpretaciones. (Yo doy la mía al final, espero no crear ningún espóiler.)

    Tu relato es una maravilla, comienza de una forma tan dulce tan llena de sentimientos que sus aromas se pueden palpar. Y termina dejándote blanco ante la dramática realidad del personaje.

    Me encantan tus descripciones:
    La sensación tan placentera del despertar de un domingo.
    El amor del abrazo de unos niños, de una familia que, por costumbre, no se aprecia.
    Los consejos, siempre sabios y cariñosos, de una madre.
    La experiencia, casi mística, de un baño relajante. (si no fuera porque mi bañera es demasiado pequeña, o yo demasiado grande, te copiaba la receta para experimentarla. 😉)
    Los sensitivos efluvios de un buen desayuno, resumido en el olor a pan (soy panero y lloro si como sin pan 😝).

    Pero qué forma tan genial de rompernos la fantasía onírica para llevarnos a esa celda de castigo (es mi interpretación) y lanzarnos la realidad a la cara. 💥🤯

    Mis más sinceras felicitaciones, Marlen. Es un regalazo esta, espero que solo primera, participación en el VadeReto.
    Mi aplauso y destape de sombrero. 👏🏼👏🏼👏🏼🎩
    Un abrazo.

    P.D. La despedida que hago siempre en cada entrada del VadeReto: “Besos, abrazos, carantoñas y achuchones múltiples para todos”, no es mía. La decía mi admirado, querido y añorado Juan Claudio Cifuentes, Cifu, en sus programas radiofónicos de Jazz. Siempre me encantó esa forma de despedirse tan cariñosa y familiar. Es un pequeño homenaje por sus enseñanzas y sus extraordinarios programas.

    Le gusta a 3 personas

    1. En primer lugar gracias por tu comentario y en segundo lugar ¡¡¡¡GRACIAS POR TU COMENTARIO!!!! ¡Qué bonitas palabras! Me dejaste patidifusa. Y yo que me asomaba tan tímida por tu blog. Hoy me has dejado el “guapo subido” como decía mi madre. O sea requetefeliz con la autoestima por las nubes.
      Me alegro que te gusten mis descripciones, me encanta pintar el ambiente con palabras porque me encanta leer una buena descripción donde meterme con mi imaginación, ni demasiado larga que me aburra, ni demasiado corta que me deje con ganas. En cuanto al final, un buen puñetazo de realidad espabila la mente. Así que eso, muchas gracias por animarme a divertirme escribiendo.
      En cuanto a tu despedida, si, leí en tu blog de dónde proviene y no tuve la suerte de escuchar a Cifu. Pero me gustó tanto el saludo que lo adopté.
      ¡Ah! me encantan los aplausos, pero ese destape de sombrero es ¡ideal!. Un abrazo Jose.

      Le gusta a 2 personas

      1. La música es parte importante en mi vida, me acompaña buena parte de mis días. Suelo escuchar muchos géneros (depende del día, de mi humor, de lo que esté haciendo). Me gusta el jazz, el soul, el blues, las baladas, aunque lamentablemente no conocía a Cifu ni a su programa. ¡Me lo perdí! Pero ahora y gracias a tu recomendación, me he pasado un fin de semana jazzístico a tope. A Louis Armstrong, Count Basie, Dizzy Gillespie, Ella Fitzgerald, Coleman Hawkins, Sarah Vaughan, Duke Ellington los suelo escuchar en Deezer. Me he reencontrado con Billie Holiday a quien no escuchaba hace un tiempo y he conocido a maravillas como Stan Getz y Thelonious Monk. Seguiré investigando. Así que gracias por despertar mi interés. Un abrazo.

        Me gusta

  2. Hola, Trujaman. Tu bucólica historia es ese sueño del que no queremos despertar para afrontar la terrible realidad. Porque no hay pesadilla más terrible que de la que no podemos despertar. El fin está cerca, pero ahora ese sueño de añoranza sin esperanza se ha diluido como una simple gota en un negro océano de sufrimiento y desesperación.
    Pues nada, habrá que tomar unas cervezas para pasar este mal trago que nos dejado en el VadeReto de este mes.
    🍻🍻🖐🏼

    Le gusta a 1 persona

  3. Ante todo JM, gracias por tu comentario. Es cierto lo que dices, a veces no queremos despertar de nuestro sueño porque hacerlo significa enfrentarse a la realidad más espantosa, que aunque no sea como la de la protagonista, nos aterroriza. Y lo siento por el mal trago, pero este mes es lo que toca. Además, una cerveza fresca nunca viene mal. No te cuento yo lo que tuve que tomar al terminar el relato. ¡Ja Ja! Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Marlen que fuerte relato. Es como para reforzar que los sueños son mejores que la vida real, incluso aunque se sueñe con un día cualquiera. Soñar que te despiertas, soñar con un típico domingo, soñar con la vida. Y de pronto se da cuenta que era un sueño y que no es la vida que está viviendo… es terrible y lo narraste perfecto.

    =D

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Julieta, gracias por tus palabras. Muchas veces soñamos con realidades añoradas o con futuros perfectos, pero lo terrible es cuando la realidad a la que te afrontas al despertar es tan horrible. Las pesadillas y lo real se intercambian entonces, en un juego nefasto del destino. Y eso da mucho miedo. Saludos cariñosos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: