Aprendí…

Aprendí que la memoria no borra, esconde. 

Aprendí que el tiempo no cura, pero ayuda a sobrellevar. 

Aprendí a no ser vulnerable cuando partiste para siempre jamás. 

Aprendí a escuchar cuando oí tu silencio. 

Aprendí a pedir perdón cuando me di cuenta del error. 

Aprendí a llorar cuando me di cuenta que olvidé tu voz.

Aprendí a reír cuando soñé con tu risa.

Aprendí a recordar cuando entendí que todo vale la pena. 

Aprendí que los amores eternos pueden terminar en una noche.

Aprendí que nada termina, que cambia de forma. 

Aprendí que, si compito contra el tiempo, siempre pierdo.

Aprendí que aceptarme como soy, es la única forma de no estar nunca sola.

Aprendí que el que quiere, muchas veces, lo consigue.

Aprendí que esperar sentada a que algo pase, no siempre ayuda a que pase de verdad.

Aprendí que nunca es tarde para cambiar.

Aprendí que pedir ayuda no es abandonar.

Aprendí que mis preocupaciones no siempre estuvieron justificadas.

Aprendí que todo, lo bueno y lo malo, tiene un final. 

Aprendí que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos.

Aprendí que desconocidos pueden entenderte mejor que los que cerca están.

Aprendí que la palabra es el arma más destructiva y compasiva que existe.

Aprendí que el amor tiene una fuerza que nunca imaginé. 

Aprendí que nunca conocemos a una persona de verdad.

Aprendí que todavía no inventaron nada mejor que el abrazo de un ser amado.

Aprendí que el nunca más y el para siempre, no siempre se cumplen.

Aprendí que, a veces, el que arriesga no pierde nada y que perdiendo, también se gana.

«Carmina Burana» de Carl Orff

Publicado por BlogTrujaman

Desconfío de aquellos autores, músicos, escritores que, escribiendo ficción, dicen no escribir sobre su propia vida. Al escribir, uno se va enredando en sus propios recuerdos y aparecen entremezclados en la obra. Es muy difícil que todo lo que cuentas le pase sólo a tus personajes. Detalles, pequeños gestos, lugares, contaminan lo que sale de tus manos y no puedes separarte de tus propias experiencias. A mí también me suele pasar. Por eso, en un momento dado, decidí escribir directamente sobre lo pensado y vivido en este planeta, en este viaje. O tal vez, el miedo a desaparecer sin dejar rastro, hizo que me decidiera a abrir la caja de mis recuerdos para contar sin filtro, instantes de un tiempo que no volverá.

2 comentarios sobre “Aprendí…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: