Identidad de género

El otro día fui a un restaurante con una amiga. Se acercó la camarera, nos saludó con una sonrisa y reproduzco el diálogo:

– ¡Hola chiques!

– ¿Chiques? le dije yo, también con una sonrisa.

– Así es, ¡somos un restaurante inclusivo! (dijo con orgullo).

– Mira qué bien, me viene estupendo entonces, porque en un ratito viene una amiga que anda en silla de ruedas. Supongo que para ir al baño, no habrá barreras arquitectónicas.

– Bueno, lo cierto es que hay que bajar una escalera para llegar a la zona de baños y para entrar le tendréis que ayudar porque el baño es chiquito, no hay lugar para maniobrar y una silla de ruedas no entra.

– ¡Vaya por Dios! Pues también viene un amigo que es ciego. ¿Tenéis la carta en Braille?

– ¡Ay no, eso no tenemos!

– Ok, viene mi madre que trae a mi hijo, que es Asperger. ¿Carta con pictogramas para la gente autista, tenéis?

– No, perdón… Me dijo visiblemente nerviosa.

– No te preocupes, es lo habitual. Me imagino que lenguaje de señas para los clientes sordos debéis saber, ¿no es cierto?

– La verdad es que me estás matando. (me contestó, sonriendo nerviosa).

Ella ya no estaba cómoda, sonreía con vergüenza, un poco de culpa y algo de malestar también. Así que le dije:

– No te preocupes, suele pasar. Pero entonces lamento contarte que no sois un local inclusivo, sois un local que se suma a una moda. En este local, toda esta gente no podría hacer algo tan básico como movilizarse, comunicarse y pedir de comer o beber.

La verdad es que me fastidia el “todes”, como si hablando así, marcaran alguna diferencia. Para algo está el género neutro.¿Quieres ser inclusivo? Ten en cuenta realmente a cuantas más personas posibles y a todos los que el sistema directamente no da lugar. Es difícil, lo se. Pero no debemos ser tan hipócritas como sociedad. Una “E” no te hace “inclusivo”.

Publicado por BlogTrujaman

Desconfío de aquellos autores, músicos, escritores que, escribiendo ficción, dicen no escribir sobre su propia vida. Al escribir, uno se va enredando en sus propios recuerdos y aparecen entremezclados en la obra. Es muy difícil que todo lo que cuentas le pase sólo a tus personajes. Detalles, pequeños gestos, lugares, contaminan lo que sale de tus manos y no puedes separarte de tus propias experiencias. A mí también me suele pasar. Por eso, en un momento dado, decidí escribir directamente sobre lo pensado y vivido en este planeta, en este viaje. O tal vez, el miedo a desaparecer sin dejar rastro, hizo que me decidiera a abrir la caja de mis recuerdos para contar sin filtro, instantes de un tiempo que no volverá.

2 comentarios sobre “Identidad de género

  1. Si Amik, nos dejamos llevar por los medios y realmente creemos ser muy inclusivos por usar la “E”, pero no pensamos en todas las personas a quienes discriminamos sin siquiera darnos cuenta. Lo más triste es que muchas veces, con un pequeño gesto, podemos dar otro paso en este camino de la “inclusión”. Gracias por tu comentario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: