Juana Irigaray (Chichita)

Estoy triste, muy triste. Ayer falleció una de mis mejores amigas.

Y no es que no esté preparada para afrontar la muerte. A una cierta edad, ya son muchos los seres queridos que han dejado un profundo vacío en mi corazón, muchos a los que extraño y con los que sueño y hablo. No, no desvarío, pero los siento muy cerca y siento que me protegen en momentos felices y en los otros.

Es sólo que había tenido la posibilidad de estar cerca de mis muertos amados, acompañándolos en esos últimos instantes y, por lo menos, eso me había dejado la tranquilidad de que estuvieran rodeados de amor.

Pero en este caso, viviendo en otro continente, estando internada en un geriátrico contra su voluntad, sin poder levantarse de la cama en ningún momento, extrañando sus cosas que no le habían dejado llevar y aislada de quienes la queríamos por la persona más cercana en parentesco, las dificultades agravaron su estado anímico y terminó dándose por vencida.

Hace diez días, la última vez que hablamos por teléfono, después de salvar todos los obstáculos posibles, sentí que era una de las últimas veces y le hice recordar momentos divertidos, anécdotas de actuaciones teatrales, viajes, amigos, reuniones en mi casa de San Telmo… Y rió, completando mis frases como siempre, agregando detalles, recuperando pasados.

“No, ¡todavía no terminé de hablar! ¡No me cortes el teléfono! Es que me está llamando mi amiga desde España”, le dijo a la enfermera que se acercó a su cama.

Cuando nos despedimos (y me queda la tranquilidad de haberlo hecho), me dijo que me quería mucho y que era la única que no se había olvidado de ella. Le respondí que no era cierto, que aún tenía amigos que pensaban en ella y que tenían dificultades para poder comunicarse. Su risa lo dijo todo.

Dos días después la internaron nuevamente en un hospital y quedó aún mas aislada.

Ya quedamos muy pocos de aquel grupo de locos artistas que llevábamos la zarzuela y el teatro por escuelas, centros de jubilados y teatros del interior de Buenos Aires. Trabajábamos como posesos después de nuestros respectivos trabajos: ensayos, hacer la escenografía, la utilería, preparar las luces, la ropa de la gente de la compañía. Pero nuestras caras reflejaban nuestra felicidad.

Juntos, podíamos con todo.

¡Te extrañaré Chichita! ¡Te extrañaré mucho! Seguiré lamentando que la vida te haya deparado un final tan triste e injusto. Y seguiré queriéndote, mi vasca tozuda.

Publicado por BlogTrujaman

Desconfío de aquellos autores, músicos, escritores que, escribiendo ficción, dicen no escribir sobre su propia vida. Al escribir, uno se va enredando en sus propios recuerdos y aparecen entremezclados en la obra. Es muy difícil que todo lo que cuentas le pase sólo a tus personajes. Detalles, pequeños gestos, lugares, contaminan lo que sale de tus manos y no puedes separarte de tus propias experiencias. A mí también me suele pasar. Por eso, en un momento dado, decidí escribir directamente sobre lo pensado y vivido en este planeta, en este viaje. O tal vez, el miedo a desaparecer sin dejar rastro, hizo que me decidiera a abrir la caja de mis recuerdos para contar sin filtro, instantes de un tiempo que no volverá.

2 comentarios sobre “Juana Irigaray (Chichita)

  1. Si Ana, es realmente una putada que una persona que siempre estuvo pendiente de los demás, fueran familiares o amigos, muriera absolutamente sola y decepcionada. No tener una mano amiga en esos momentos, es muy triste. Estoy segura que al fin estará feliz con sus padres y hermana. Lo siento así y me reconforta. Pero la rabia me pudo y tenía necesidad de volcarlo en el blog. Muchas gracias por entenderlo y por comentar. Un abrazo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: