El mundo está lleno de posibilidades

Cuando mi sobrina me dijo muy seriamente que ya sabía exactamente en qué iba a trabajar de grande, recordé que a los seis años yo ni siquiera sabía todavía si quería seguir yendo a la escuela, o si ya me daba por vencida.

.- ¿Y en qué vas a trabajar?, pregunté divertida.

.- De día voy a trabajar con robots y voy a inventar robots para ayudar a la gente.

.- ¿De día?

.- Si.

.- ¿Y de noche qué?

.- De noche voy a ser astrónoma. Voy a descubrir algún planeta o investigar una nebulosa.

¡Dios mío! ¿Dónde han quedado las profesiones de toda la vida? Maestra, médica, veterinaria… La vida está cambiando demasiado rápido.

.- ¿Y no te parece que va a ser demasiado trabajo?

.- No te preocupes tita, yo puedo hacer todo.

Tiré un poco más del hilo y pregunté .- ¿Pero una mujer puede hacer esas cosas?

.- Pues claro, puede hacer lo que le da la gana de hacer.

Encima ya viene empoderada desde pequeña y no hace falta explicarle ni enseñarle que ella y nadie mas, pondrá sus propios límites. A lo mejor es que los ejemplos sirven más que las palabras.

Me quedé satisfecha y feliz porque se está criando en una sociedad en la que tienen sus derechos y deberes tan claros, porque de algo sirvió nuestras luchas y broncas. ¡Bien! Me dije. ¡No todo está perdido en este mundo!

Ayer ella vino a casa excitada y feliz.

.- ¿Por qué estás tan contenta, que bailas sin querer bailar?

.- Porque ya sé lo que voy a ser de grande.

.- Pero ya lo habías decidido ¿no? Ibas a trabajar en robótica y en astronomía.

.- Ya no.

.- ¿Entonces qué vas a ser?

.- ¡Pirata!

.- ¿Qué? Pregunté, dudando de emitir una valoración. Porque quién sabe si dentro de unos años, la profesión de pirata no es la más apropiada para tener un buen futuro. ¡Al paso que vamos!

Además ¿cómo explicarle que Johnny Deepp no siempre fue pirata? Que también trabajó en una fábrica de chocolate, y fue jardinero, que fue un barbero asesino y hasta un vampiro. Y que no siempre va a estar enamorada de un pirata (en el sentido más literal de la palabra).

Lo mejor es que el tiempo siga su curso y que las profesiones y trabajos vayan cambiando a medida que su mente vaya evolucionando y que al final decida ser: “lo que quiera ser”. Que para eso estaremos por aquí, alentando vocaciones para que reconstruyan el universo.

La extraordinaria imaginación de los niños, nos demuestra que el mundo está lleno de posibilidades.

Publicado por BlogTrujaman

Desconfío de aquellos autores, músicos, escritores que, escribiendo ficción, dicen no escribir sobre su propia vida. Al escribir, uno se va enredando en sus propios recuerdos y aparecen entremezclados en la obra. Es muy difícil que todo lo que cuentas le pase sólo a tus personajes. Detalles, pequeños gestos, lugares, contaminan lo que sale de tus manos y no puedes separarte de tus propias experiencias. A mí también me suele pasar. Por eso, en un momento dado, decidí escribir directamente sobre lo pensado y vivido en este planeta, en este viaje. O tal vez, el miedo a desaparecer sin dejar rastro, hizo que me decidiera a abrir la caja de mis recuerdos para contar sin filtro, instantes de un tiempo que no volverá.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: